GRAN MATANZA 2003
autoridades enla matanza Las ollas, sartenes y parrillas no paraban.
Cada uno tenía un cometido y muchos eran los participantes y colaboradores para abastecer a todos los que se acercaban por allí.
El trabajo fue arduo y se terminó realmente cansados.
Enhorabuena a todos los colaboradores y gracias por su desinteresada participación y ayuda en el evento.