GRAN MATANZA 2002

Durante toda la jornada estuvimos disfrutando del sol, el campo y la compañía de los vecinos. Realmente el paisaje estaba maravilloso, como casi siempre.